jueves, 10 de enero de 2008

Bases ecológicas



Ecología (de oikos, casa y logos, tratado), es la ciencia que estudia la relación entre los organismos y el medio ambiente en que habitan.

La importancia que ha cobrado este estudio es debido a la estrecha relación con las necesidades humanas, debido a que la especie humana cada vez es mas numerosa y las posibilidades de modificar el ambiente cada vez mayor, por lo que se impone como necesidad urgente hacer un uso racional de los recursos naturales principalmente de aquellos no renovables, como son suelo, agua y vegetacion. La agricultura, la energia solar y la ganaderia son recursos renovables, no asi el petróleo el fosforo o los metales. sin embargo las practicas agricolas o ganaderas equivocadas notablemente acaban con los recursos suelo , agua y vegetacion que son la plataforma de las actividades agropecuarias.

La energia radiante del sol activa todos los procesos vitales de la tierra. Esta energia es canalizada por la naturaleza en todas direcciones: aprovechada por la plantas (organismos autótrofos, que producen su propio alimento) y la transfieren a los animales (organismos heterótorfos) herbívoros y despues a los carnívoros., cerrandose el ciclo con los organismos descomponedores que regresan la materia prima para la sintesis vegetal.

Los seres vivos tienen diversidad en sus modos de nutrición y se observa cualquier modificación importante en alguno de sus elementos formadores (las especies) repercute en la totalidad del sistema natural. La naturaleza tiende siempre a un equilibrio, el cual se logra repartiendo toda la materia y energía disponibles entre una enorme diversidad de seres que se interrelacionan entre si. Esta diversidad en los modos de aprovechamiento de la materia y energia da estabilidad. Si muchos son los organismos y muchas mas sus relaciones mutuas, habrá tambien muchas soluciones de repuesto cuandop un factor de equilibrio falla. El equilibrio es dinámico y siempre cambiante en busca de la máxima diversidad y estabilidad.

La diversidad de especies vegetales y animales procura un mejor aprovechamiento de la energía disponible al hacer uso cada organismo de los distintos recursos que la naturaleza ofrece sin competir directamente con otros. Por ejemplo los cultivos asociados o la rotación de cultivos, dado que cada especie vegetal utiliza en distinto grado los minerales y los extrae de distintas capas del suelo según la profundidad de su sistema radicular, aprovecha mejor la energía y materia disponibles que un monocultivo de cereál.

La tendencia natural a diversificar y hacer un óptimo aprovechamiento de los recursos, es un obstáculo inevitable para el hombre. La tendencia actual del hombre es completamente al contrario; canalizar la energia en una sola dirección (agrosistemas y monocultivos) y en un solo paquete; instalación de cultivos, control de plagas, enfermedades, fertilizantes y agroquímicos. Táctica que se supone deficiente por el mal aprovechamiento de la energía y el suelo, pero para el hombre tiene la ventaja de su fácil manejo y efectividad inmediata.

La naturaleza no entiende de producción agrícola para consumo humano, un cultivo de cualquier especie siempre es invadido por plagas y malezas, que obliga a diversificar el canal de energía; forman parte de la sucesión que la naturaleza prevé en busca del estado de mayor diversidad y aprovechamiento, a esto se le conoce como clímax. Cualquier terreno abandonado tiende a través de la sucesión de distintas asociaciones vegetales, a un clímax en equilibrio con el medio, que suele ser en su etapa mas madura un bosque viejo y diversificado. La tendencia del hombre es rejuvenecer el sistema volviendolo a su etapa mas inmadura: el cultivo de una sola especie.

Las luchas contra plagas y sucesión, (invasión de malezas), son dos de los problemas ecológicos con que se enfrenta el productor agropecuario, por ejemplo, producir una o dos especies forrajeras y procurar que una sola especie tenga acceso a esta producción: su ganado. Directamente se pretende que solo el hombre aproveche el ganado, eliminado la competencia de depredadores y parásitos.